Cenar a oscuras: La experiencia que explotará tus sentidos

Cuando tenemos apetito y pensamos en algún platillo, por lo general tenemos una ligera idea de su sabor y su presentación, sabemos lo que obtendremos y quizás no esperamos sorprendernos al momento de poder degustar dicho alimento.

La cocina es un arte que cada día busca la manera de reinventarse y revolucionar las técnicas culinarias para ofrecer experiencias innovadoras, sofisticadas y extraordinarias.

Los sentidos juegan un papel importante a la hora de probar diferentes alimentos; su preparación, aspecto visual, aroma y sabor son esenciales para una degustación perfecta, pero, ¿qué pasaría si estas en un ambiente gastronómico que busca ampliar tus sentidos?

La oscuridad es sinónimo de misterio y encanto, estar en un espacio del cual no tienes control por la falta de iluminación, te mantiene alerta sobre cualquier situación y hará que observes hasta el más mínimo de los detalles, y aunque parezca fuera de lo común, los placeres culinarios se disfrutan al máximo en completa oscuridad.

 

Pasar una velada disfrutando cada uno de los alimentos en profunda oscuridad elevará y potenciará el resto de tus sentidos, por ejemplo, no observar el platillo en cuestión te hará experimentar en su totalidad los sabores y el aroma de los alimentos, concentrando totalmente tu atención en explorar a través de tu paladar cada pizca de sazón, la cocción y las diferentes especias en cada platillo.

Al no tener una visión certera sobre los alimentos que están en la mesa, nuestro cerebro es más susceptible en cada bocado que se realiza, tratando de asimilar y separar cada sabor para relacionarlos con alimentos conocidos o descubriendo sabores únicos.

El olfato será el compañero perfecto que complementará perfectamente a tu sentido principal: el gusto. A través del olfato podrás percibir los diferentes aromas que rodean la exquisitez de los diferentes platillos, reforzarán la memoria recordando ese peculiar olor para relacionarlo con alguna comida que hayas degustado con anterioridad o simplemente será un misterio durante el transcurso de la velada, mientras que tu sentido del gusto hará explotar cada sabor de los diferentes platillos en tu paladar.

Tus oídos están atentos a cada ruido que suene en los alrededores, al no poder visualizar con claridad los alrededores de tu entorno e impulsar la memoria al asimilar cada sonido que escuchas y darle una explicación sobre su origen.

Mientras que el tacto también se verá afectado al momento de estar bajo la oscuridad, apreciarás cada detalle de los materiales de los diferentes cubiertos que tendrás a la mano, así como sentir cada refrescante brisa de aire de la selva maya, asentirás el calor de los diferentes alimentos.

Gracias a esta sorprendente experiencia en Pischán Restaurant nace nuestra “Cena Dark”, inspirada por este descubrimiento culinario en conjunto con el marco internacional de “La Hora del Planeta”, combinando estos dos elementos para dar paso a una noche única e irrepetible, donde tus sentidos son los invitados especiales.

 

Disfruta de un momento sorprendente, prueba un menú completamente especial, preparado exclusivamente para esta celebración, manteniendo hasta el más mínimo detalle de la alta cocina para ofrecerte un recorrido de sensaciones que iluminará tu noche.

 

Explora nuevos horizontes a través de tu paladar, interpreta sabores completamente nuevos y maravíllate bajo la luz de la luna y las estrellas, rodeado por la majestuosa selva maya, solamente en Pischán Restaurant.